Malas prácticas en Redes Sociales

Desde el inicio de las Redes Sociales el ser humano ha buscado cebar su ego a golpe de like y de follower. Somos así: nos encanta que la gente nos aplauda, ¿Y a quién no? Sin embargo, no todo vale, y hay una serie de acciones que, desde mi punto de vista, buscan engordar los seguidores pasando por alto el mérito o la creatividad de cada publicación. Os dejo una lista de las más comunes (libre imposición de nombres):

 

EL PLAGIO. Desde que íbamos a primaria todos sabemos lo que es plagiar. Copiar el trabajo de alguien por el morro. En redes se ha perseguido mucho este comportamiento, pero el plagiador se ha ido adaptando para sobrevivir, creando resistencias como las bacterias.Por ejemplo, cambiando palabras sustituibles dentro del post. Ej: “universidad” por “carrera”. En la era Instagram los plagios han adquirido una nueva forma: los memes. Tú vas a tuiter, coges un tuit de éxito, lo pones encima de una foto de Los Simpson y ¡TACHAN! Lluvia de likes.

FOLLOW/UNFOLLOW BACK: un día ves que te sigue una cuenta con miles de seguidores “¡Cuánto honor!” piensas. Y le sigues por devolver el favor. Al mes ya no te sigue y caes en la cuenta de cómo ha conseguido 20.000 seguidores con la porquería de publicaciones que tiene.

Otra versión es hacerlo de manera masiva: un día sigue a diez mil personas y a él le siguen otras diez mil. Seguidor por seguido. Al día siguiente sigue a dos personas y a él le siguen diez mil. Si ves esta proporción en su perfil dirás ¡Joder, tiene que ser buenísimo!, pero no.

 

El SPAM: si tienes una cuenta con bastantes seguidores te habrás dado cuenta de que hay algunos usuarios que comentan toooooodos tus post. Además, son los primeros en comentar: no es casualidad, las redes tienen la opción de avisar cuando alguien publica algo. Esto lo hacen cuando quieren llamar la atención de tus seguidores. Vamos, como si abro una tienda igual que la tuya, pero en otra calle, y me pongo a repartir flyers de la mía en la puerta de la tuya.

 

El FOLLOW-SPAM: éste no comenta en post, directamente se pone a seguir a todo el que sigue a una cuenta similar a la suya pero de mayor éxito, ¿El motivo? Que se fijen en él y también le sigan. Una nueva forma de parasitar en redes al que tiene más seguidores.

 

CHANCHULLOS: hay quien directamente va por la vida pidiendo que compartas sus publicaciones, o le sigas o a saber qué. Lo más común es que pidan un intercambio de contenido (yo te publico a ti y tú a mí), aunque hay quien, directamente, pide que se comparta lo suyo.

 

EL MECENAS: el mecenas consiste en pactar el intercambio de publicaciones con alguien que tiene muchos más seguidores que tú. ¿Qué aporta esto? Su cuenta se lleva una publicación gratis y a ti te caen cientos o miles de seguidores sin hacer nada. Una especie de estafa piramidal en la que el que está por encima gana repercusión sin tener que trabajar y el de abajo gana seguidores, aunque su publicación sea malísima.

 

 

 

Fotografía de cabecera: https://laleyendadedarwan.files.wordpress.com/2018/05/plagio.jpg?w=768&h=794

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *